Un sargento de la Policía le quitó la vida a una mujer y luego se suicidó en un hecho que ocurrió en El Ingco, Santiago

[email protected]

SANTIAGO.-Un sargento de la Policía Nacional, mató anoche de un disparo con su arma de reglamento, a una mujer a la que supuestamente acosaba y luego se suicidó de un balazo en la cabeza, en un hecho que ocurrió en la calle 6 de la urbanización El Ingco de esta ciudad.

Las víctimas fueron identificadas como, Edwin Miguel Ulloa Correa, de 33 años, quien era oriundo de San Cristóbal y Alfa Nawell Rodríguez, de 29.

Trascendió que familiares de, Rodríguez, desconocían que su pariente tuviera una relación con el agente policial, porque ella habría comentado que Ulloa Correa, la acosaba.

“A ese tipo nadie lo conocía, nadie sabe donde vivía y el supuestamente antes de ayer (sábado) fue con la pistola en las manos, que si ella no era de él no era de nadie. Y ella no nos comunicó nada a nosotros”, dijo Rafael De León pariente de Alfa Nawell, mientras esperaba la entrega del cadáver en el Inacif.

La tragedia ocurrió según testigos, cuando la dama compartía con Aldeni Javier Sánchez Veras, un amigo que estaba de visita y al notar la presencia de su agresor se encerró en la vivienda. El Policía le disparó por una ventana y luego se suicidó.

Rodríguez, laboraba para una cadena de farmacias de esta ciudad, mientras que Edwin Miguel, además de ser policía era mensajero de una empresa de entrega de remesas de aquí. Ambos negocios quedan uno muy próximo del otro en la avenida 27 de Febrero en la urbanización Las Colinas de aquí.

La médica legista, certificó la muerte del policía por herida de arma de fuego en la cabeza con salida y Alfa Nawell, su deceso ocurrió a causa de un balazo en el rostro sin salida.

En la escena miembros de la Policía Científica colectaron dos casquillos calibre 9 milímetros, la pistola Taurus serie TIG75737, con su cargador y siete capsulas, arma que estaba asignada al agente.

Los cadáveres fueron enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para fines de autopsia, mientras que el Ministerio Público profundiza las investigaciones para determinar las causas reales del homicidio-suicidio.