Un comisionado y un agente de la Policía Nacional panameña fueron separados de sus funciones por su presunta implicación en el escape del dominicano Gilberto Ventura Ceballos

Un comisionado y un agente de la Policía Nacional panameña fueron separados de sus funciones por su presunta implicación en el escape del dominicano Gilberto Ventura Ceballos el pasado 3 de febrero de una cárcel de máxima seguridad de Panamá, donde cumplía una condena de 55 años de prisión por el asesinato de de cinco jóvenes panameños de ascendencia china.

El teniente Edwin Bonilla y el comisionado Luis Ortiz están bajo investigación administrativa por lo cual no podrán ejercer sus labores hasta que no finalice el proceso judicial en su contra, que está a cargo de la Dirección de Responsabilidad Profesional de la Policía Nacional.

De acuerdo con un comunicado emitido por la entidad el pasado 4 de febrero, el organismo posee indicios registrados en las cámaras de seguridad del penal que muestran que durante la fuga de Ventura Ceballos “hubo participación de policías asignados a la seguridad del centro penitenciario”, relata el diario panameño La Prensa.

Asimismo, el Ministerio Público, en conjunto con la Policía, investiga a otras dos personas, cuyas identidades no fueron divulgadas, quienes supuestamente colaboraron con la fuga del dominicano condenado a 55 años de prisión por los asesinatos registrados entre 2010 y 2011.

El dominicano, de 44 años, fue capturado el pasado 13 de febrero debajo de un puente ubicado en las inmediaciones de una finca en la provincia Chiriquí, a unos 150 kilómetros de la frontera entre Panamá y Costa Rica.

Al momento de su captura, Ventura Ceballos portaba un celular, un radio de comunicación, unos binoculares, una linterna y 700 pesos. Las autoridades panameñas informaron a los medios locales que están a la espera de que en las próximas horas el Ministerio Público presente al dominicano ante un juez.