Tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, contra el capitán de la PN Alejandro Montás Arias y el cabo Luis Alfredo Vargas Moreno, ambos suspendidos y acusados de matar al abogado Argenis Astenio Martínez Grullón cuando lo apresaron

La Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste impuso tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, contra el capitán de la Policía Nacional Alejandro Montás Arias y el cabo Luis Alfredo Vargas Moreno, ambos suspendidos y acusados de matar al abogado Argenis Astenio Martínez Grullón cuando lo apresaron.

El homicidio ocurrió el tres de febrero cuando el abogado fue apresado por los agentes cuando acudieron a un llamado de que éste presuntamente había agredido a un hombre con un arma blanca. El Ministerio Público calificó la muerte como homicidio involuntario.

Mediante un comunicado de prensa, el órgano de justicia informó que dichos imputados fueron sometidos a la justicia por la Fiscalía de Santo Domingo Oeste por estar acusados de incurrir en el delito de homicidio involuntario.

La Fiscalía de Santo Domingo Oeste señala que la medida de coerción deberá ser cumplida en el recinto de Operaciones Especiales y que fue solicitada por la presunta violación de los artículos 295 y 319 del Código Penal Dominicano.

La versión de la Fiscalía

“Respecto a la muerte del jurista, las conclusiones de los médicos forenses revelan que se trató de una muerte violenta por asfixia mecánica por compresión torácico-abdominal, siendo el mecanismo de muerte la insuficiencia respiratoria”, indica la nota.

Añade que, de acuerdo a las investigaciones, el pasado tres de febrero el abogado Martínez Grullón luego de ingerir bebidas alcohólicas y sustancias controladas mientras compartía con varios colegas, se dirigió a la casa del señor José Dolores Santos Carmelo, en el sector Las Caobas, donde habría penetrado de manera violenta.

“Durante las pesquisas se ha podido establecer que posteriormente Martínez Grullón habría tomado como rehén al señor Santos Carmelo a quien le habría propinado múltiples heridas de arma blanca en distintas partes del cuerpo. El Ministerio Público precisa en la instancia con la solicitud de medidas de coerción, que ante los gritos de auxilio de la víctima, los vecinos llamaron al Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, presentándose al lugar la patrulla policial integrada por Montás Arias y Vargas Moreno, quienes procedieron de inmediato con su arresto”.