La PGR informó que habilitó 12 centros regionales de aislamiento a nivel nacional, a fin de que allí sean trasladados los reos que dan positivo al COVID-19

La Procuraduría General de la República informó este jueves que habilitó 12 centros regionales de aislamiento a nivel nacional, a fin de que allí sean trasladados los reos que dan positivo al COVID-19.  

A través de un comunicado de prensa, la institución sostuvo que éstos 12 centros son parte de los construidos dentro del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario. 

Los mismos están ubicados en Najayo, provincia San Cristóbal; Batey Bienvenido, Puerto Plata, Rafey, en Santiago, La Romana, La Vega, Mao, Valverde; la Isleta, en Moca, provincia Espaillat, así como en otros recintos del sistema tradicional de prisiones. 

En ese orden, indicó que los internos del Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo Hombres que han dado positivo están siendo aislado en ese mismo centro, en la ampliación que se hizo en ese recinto como parte de las obras que se han construido dentro del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario. 

Esto es parte de las acciones que ha llevado a cabo la entidad para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19) en los recintos.  

La Procuraduría General de la República explicó a través de un comunicado de prensa que todos los recintos penitenciarios continúan en funcionamiento y que como lo establecen los protocolos de salud, siguen realizando las pruebas para la detección de la enfermedad, además de garantizar el suministro de manera gratuita de los medicamentos que les indica el Ministerio de Salud Pública a los internos que han dado positivo a la enfermedad. 

Dijo que una vez se detecta un caso positivo en cualquiera de los 41 recintos penitenciarios del país, se procede a realizarle al interno otras pruebas diagnósticas como el electrocardiograma para determinar el tratamiento médico que se le va a aplicar por COVID-19. 

El comunicado destaca que desde que se detectó la enfermedad en el país, la PGR trabaja de manera permanente en la implementación de medidas para evitar la propagación de la enfermedad y proteger a la población penitenciaria y a todo el personal que presta servicios en los diferentes centros penitenciarios. 

Dijo que todos los centros están siendo abastecidos de alimentos y medicamentos suficientes, así como del personal médico y de seguridad necesario. 

Señaló que dentro de las medidas de prevención y control de la enfermedad se mantiene la restricción de las visitas y se continúan realizando las jornadas médicas para la aplicación de pruebas que permitan detectar la enfermedad y adoptar las medidas de lugar. 

También aumento de la frecuencia del lavado de las manos antes y después de ingerir alimentos y tocar objetos, además de que continúan realizando jornadas de limpieza y desinfección en las instalaciones de los diferentes recintos penitenciarios para garantizar las condiciones de higiene necesarias. 

El pasado viernes la institución informó que el número de internos que ha dado positivo es 82 y que se mantiene en siete la cantidad de fallecidos.