La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional dispuso presentación periódica, impedimento de salida del país y una multa de RD$50 mil como medida de coerción en contra de Jazhiel Morel Tejeda

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional dispuso presentación periódica, impedimento de salida del país y una multa de RD$50 mil como medida de coerción en contra de Jazhiel Morel Tejeda, quien lanzó café en el rostro de la empleada Raisa Vásquez Paulino, en una estación de combustible de la avenida Núñez de Cáceres.

El tribunal también ordenó que el imputado asista a charlas conductuales para hombres y que no pueda acercarse ni frecuentar los lugares donde se encuentre la víctima Raisa Vásquez.

Durante la audiencia, que se extendió por aproximadamente cuatro horas, el abogado José Rafael Ariza solicitó que el caso de su defendido fuera enviado a un juzgado de Paz, argumentando que, de acuerdo con el certificado médico, las lesiones sufridas por la víctima son curables de uno a diez días y que la sanción a imponer, en ese caso, correspondía a un tribunal de ese tipo.

El juez rechazó esa solicitud y el abogado hizo una oposición en estrado que también fue rechazada. La audiencia de medida de coerción inició aproximadamente a las 12:00 del mediodía y terminó pasadas las 4:00 de la tarde.

Raisa Vásquez Paulino fue agredida cuando trabajaba en una cafetería de una estación de combustible de la avenida Núñez de Cáceres, del Distrito Nacional.

La Fiscalía había solicitado que al agresor Morel Tejada se impusiera prisión preventiva, mientras que el abogado Félix Portes, quien representa a Raisa Vásquez Paulino estaba solicitando una indemnización de RD$6 millones por daños y perjuicios.

En su expediente el Ministerio Público le imputa a Morel Tejada los delitos de violencia contra la mujer, debido a la agresión sufrida por Raisa Vásquez.

Además, lo acusan de fullería, pues la documentación establece que el imputado llegó al establecimiento, entró al área de caja sin consentimiento de la empleada y tomó dos cafés. Luego, con astucia, se disponía a salir del lugar sin pagar previamente el producto, y cuando la empleada le reclamó, el agresor, supuestamente, le dijo las siguientes palabras: “Eres una sucia, no me estés reclamando. Yo soy el cliente y el cliente siempre tiene la razón”.

La fiscalía establece que la mujer quedó con daños psicológicos que le provocan ansiedad, nerviosismo y falta de sueños, además de que, de acuerdo con los estudios, resultó con quemaduras de primer grado.

El abogado José Rafael Ariza, defensor del imputado, justificó la agresión el pasado lunes alegando que “en estos días de pandemia todo el mundo está alterado” y que la sanción que le corresponde a Morel Tejeda es de uno a seis meses correccional.

Mientras que el abogado de la víctima, Félix Portes, dijo que el agresor puede ser condenado a cinco años de prisión por violencia contra una mujer.