Joe Biden advirtió que habrá “consecuencias devastadoras” si Trump no firma el paquete de estímulo económico votado por el Congreso

En apenas unos días los planes de ayuda vigentes expirarán, dejando alrededor de 10 millones de estadounidenses sin el seguro de desempleo. El mandatario, por su lado, calificó el proyecto como “una vergüenza”

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió el sábado de “consecuencias devastadoras” para millones de ciudadanos en dificultades si el mandatario saliente, Donald Trump, no firma el enorme paquete de estímulo económico aprobado por el Congreso.

Tras meses de negociaciones, los legisladores aprobaron el lunes un paquete de apoyo a la economía por unos 900.000 millones de dólares, pero Trump lo rechazó pidiendo, entre otras cosas, un aumento de las ayudas directas a los hogares.

“Esta abdicación de responsabilidad tiene consecuencias devastadoras. Hoy, alrededor de 10 millones de estadounidenses perderán los beneficios del seguro de desempleo”, advirtió Biden, en referencia a la expiración a partir de este sábado de las prestaciones por desempleo en plena crisis a causa de la pandemia de COVID-19.El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acompañado por la primera dama Melania Trump, se prepara para abordar el Marine One para salir de la Casa Blanca a un viaje a su casa en Florida, Washington, EEUU, 23 diciembre 2020.
REUTERS/Jonathan Ernst/File PhotoEl presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acompañado por la primera dama Melania Trump, se prepara para abordar el Marine One para salir de la Casa Blanca a un viaje a su casa en Florida, Washington, EEUU, 23 diciembre 2020. REUTERS/Jonathan Ernst/File Photo

“En solo unos días, la financiación del gobierno expirará, poniendo en riesgo servicios vitales y los cheques de pago del personal militar. En menos de una semana, expira una moratoria sobre los desalojos, lo que pone a millones de personas en riesgo de verse obligadas a abandonar sus hogares durante las fiestas”, agregó en un comunicado.

En un video publicado el martes, Trump, quien dejará el cargo en menos de un mes, calificó el proyecto de ley de 900 millones de dólares como “una vergüenza”, a pesar de que fue aprobado por una gran mayoría tanto demócrata como republicana tras meses de negociaciones.

En su mensaje, exige a los congresistas que el plan multiplique por más de tres el monto de una nueva ayuda directa para los estadounidenses.

La legislación fue diseñada para servir de salvavidas a las empresas y las familias que tratan de capear el colapso económico producido por la pandemia de coronavirus.La líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. REUTERS/Ken Cedeno/File PhotoLa líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. REUTERS/Ken Cedeno/File Photo

Trump dijo que se negaría a aceptar el proyecto de ley si no se subía la ayuda directa a los ciudadanos hasta los 2.000 dólares. El mandatario no dio ninguna señal este sábado de haber cambiado de postura, en una serie de tuits desde su club privado de Mar-a-Lago (Florida), donde se encuentra de vacaciones y donde le ha llegado el proyecto de ley por si decidiera firmarlo.

“Sólo quiero que nuestro maravilloso pueblo tenga 2.000 dólares en lugar de los míseros 600 dólares que están ahora en el texto”, insistió este sábado en Twitter.

Su posición lo enfrenta con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quienes han descartado cualquier medida de estímulo mayor.Oficina de desempleo en Estados Unidos. EFE/Justin Lane/Archivo
Oficina de desempleo en Estados Unidos. EFE/Justin Lane/Archivo

Los demócratas fracasaron el jueves en lograr la aprobación de una medida independiente en el Congreso para aumentar el pago a todos los contribuyentes que ganan hasta 75.000 dólares al año, con cantidades más pequeñas para aquellos que ganan hasta 99.000 dólares.

“La demora significa que más pequeñas empresas no sobrevivirán a este invierno oscuro por falta de acceso al rescate que necesitan, y los estadounidenses enfrentarán más demoras para obtener los pagos directos que merecen lo más rápido posible para ayudarlos a lidiar con la devastación económica causada por el covid-19”, dijo Biden.