Investigadores israelíes anunciaron un nuevo tratamiento contra el coronavirus efectivo como prevención o en los primeros tramos de la enfermedad

Los autores destacaron que el uso de medicamentos que ya están aprobados por las autoridades evita retrasar el proceso para utilizarlo en humanos

Un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Biológicas de Israel indicó que dos medicamentos diseñados para tratar la enfermedad de Gaucher, un raro mal genético, mostraron eficacia contra el coronavirus y también pueden ser efectivos ante otros posibles brotes de distintas cepas.

Los científicos, abocados a la lucha por identificar tratamientos efectivos contra la pandemia, utilizaron dos compuestos: un análogo del medicamento Cerdelga, que ya está aprobado por la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA, de EEUU), y otro análogo de un segundo medicamento que está “en etapas avanzadas del proceso de aprobación”.

Según el estudio, todavía pendiente de revisión por pares científicos, el tratamiento antiviral logró una significativa reducción de la capacidad de replicación del SARS-CoV-2 y la destrucción de las células infectadas. Así, la fórmula podría ser efectiva de manera preventiva o en las primeras etapas de contagio, ya que prevendría un mayor daño celular tras un contagio.

Los medicamentos fueron probados en cultivos celulares y ahora serán utilizados en animales infectados para estudiar su eficacia y avanzar en el proceso hacia un posible uso en humanos.

Los autores de la investigación destacaron que usar un medicamento aprobado por las autoridades (y un segundo fármaco próximo a su aprobación) es lo ideal para dar con una solución a corto plazoya que uno de los principales desafíos contra el tiempo es la validación de los organismos reguladores, un proceso que puede extender considerablemente los plazos, más allá del tiempo utilizado en la fase de investigación.

También, el estudio resaltó que los fármacos utilizados también han resultado eficaces contra otros tipos de virus, como el de la gripe y la fiebre del Nilo occidental, por lo que la fórmula, en caso de ser aprobada, a sería promisoria para tratar a eventuales nuevos brotes de cepas diferentes.

Más de 100 proyectos fueron lanzados en el mundo y una decena de pruebas clínicas están en curso, cinco de ellas en China, para intentar encontrar una vacuna para la Covid-19.

El Instituto de Investigaciones Biológicas de Israel, que depende directamente de la oficina del Primer Ministro, ha dado señales de importantes avances en la lucha contra la pandemia. Semanas atrás, presentó pedidos de patentes para ocho tipos de anticuerpos contra el coronavirus.

A principios de febrero, antes de que el virus llegara a Israel, el premier Benjamin Netanyahu ordenó al Instituto y al Ministerio de Salud que trabajen en la creación de una vacuna contra el virus y establecieran una fábrica con dicho fin. “Es posible que incluso en esta cuestión, si trabajamos con suficiente rapidez, con un presupuesto adecuado y con la gente con talento que tenemos, que Israel esté por delante del mundo”, dijo por entonces.

El reporte del estudio: