Fue identificado como Luis Miguel Vásquez Gómez, nativo de República Dominicana pistolero ultimado por policías en catedral de Nueva York

Se confirmó la tarde de este lunes que era dominicano el pistolero suicida ultimado por policías cuando disparaba con dos pistolas en las escalinatas de la catedral San Juan El Divino el domingo.

Fue identificado como Luis Miguel Vásquez Gómez, nativo de República Dominicana y con 52 años de edad. Residía en El Bronx.

Fuentes de la investigación y la cadena NBC News, canal 4, confirmaron la nacionalidad del suicida, diciendo que contaba con un largo prontuario criminal que data desde 1989.

Fue arrestado ese año por saltar por el torniquete de una estación de trenes; en 1990 fue detenido por intento de asesinato y posteriormente por asalto y fraude, pero todos sus expedientes se sellaron en la Corte Criminal, desconociéndose cómo logró seguir en las calles.

NBC News dijo que la policía lo estaba buscando por amenazar a alguien con un arma el verano pasado.

El hombre también había sido arrestado por drogas.

Una hermana de Vásquez se negó a hablar con reporteros sobre el enfrentamiento de su hermano con los policías, mientras algunos vecinos y allegados a la familia se mostraron sorprendidos, asegurando que lo conocían con una apariencia muy distinta a la de un hombre violento y delincuente.

Dijeron que desconocían que Vásquez tuviera un récord criminal tan amplio.

Vásquez inició el tiroteo disparando al aire a las 3:45 de la tarde de ayer domingo poco después que el coro de la catedral terminara su primer concierto en público en la explanada de la histórica iglesia situada en la calle 112 y avenida Ámsterdam en el vecindario Morningside del Alto Manhattan, gritando a los policías que lo mataran.

Uno de sus vecinos, Esteban Gil, de 42 años de edad, dijo que Vásquez vivía con su madre y siempre le pareció tímido y aparentemente inocente y se le veía casi a diario en la escalera fumando cigarrillos.

“Uno nunca piensa que alguien así sería su vecino”, dijo Gil. «Nunca esperé que fuera ese tipo de persona».

La mañana de este lunes policías fueron a requisar el apartamento de Vásquez en busca de más evidencias y en la puerta encontraron un cartel con los diez mandamientos de La Biblia, escritos en español.