Familiares entregan a la policía joven mató a otro de un puñetazo mientras boxeaba en Hato Mayor

Familiares del joven que ayer provocó la muerte a Julio César Palmero, de 17 años, mientas practicaban boxeo en una calle del sector Punta de Garza, lo entregaron al medio día de este viernes a las autoridades policiales de Hato Mayor.

La entrega del adolescente, también de 17 años, fue realizada por su madre Maribel Jiménez Sosa y una comisión de los Derechos Humanos.

La madre explicó que la víctima y su hijo mantenían buenas relaciones, «pero el hecho ocurrió de manera inesperada».

Dijo que su hijo, cuyo nombre se omite por razones legales, se asustó y huyó, «pero que lo localizamos en la mañana y lo estamos presentando a las autoridades, que determinarán el grado de culpabilidad que pueda tener en el hecho».

Julio César Palmero murió después de recibir un golpe en la cara mientras boxeaba en el sector Punta de Garza, al sur de Hato Mayor.

La pelea donde perdió la vida Julio César Palmero se produjo pasada la 5:00 de la tarde, cuando iniciaba el toque de queda por la cuarentena por Covid-19.

Los médicos que lo asistieron en la sala de la emergencia del hospital Antonio Misa, en San Pedro de Macoris, revelaron que murió a causa de un trauma craneal encefálico severo, que le provocó el golpe recibido y el impacto al caer al pavimento.

Julio César Palmero será sepultado a la 3:00 de la tarde de hoy en el Cementerio Municipal de Hato Mayor.