Falleció Junior Alberto Ramos, el hombre contagiado de COVID-19 que se escapó del hospital Doctor Teófilo Hernández de El Seibo.

El hombre que laboraba como portero en una escuela de la comunidad Los Botados salió del hospital de El Seibo con ayuda de sus familiares, quienes alegaban que no lo volverían a ver si no trasladaban a un centro especializado de Santo Domingo.

Yunior Ramos, de 37 años residía en el kilómetro 7, de la carretera El Seibo-Higüey.

Los familiares del paciente supuestamente lanzaron amenazas al personal médico que le daba asistencia, con la escapada del paciente.

La gobernadora civil Irene Martínez había gestionado su traslado a un centro de salud en Santo Domingo.

«Él está exponiendo su vida, la de los suyos y la de todos con cuanto el mismo pueda entrar en contacto. Como decía mi abuela, la ignorancia es el peor de los males», dijo la gobernadora civil.

Ramos laboraba como portero de la escuela de la comunidad de Los Botados, a 15 kilómetros al norte de El Seibo.

Cuando le tocó vacunarse el personal del indicado centro educativo, se resistió a inocularse, revelaron las autoridades del centro escolar estatal.

Jochy Hernández, director del Departamento de Comunicación del Distrito Educativo 12-03 Minerd, confirmó que Ramos falleció en el hospital del Seguro Social en La Romana.

Please follow and like us: