Estados Unidos: California confirmó un caso de la nueva cepa del coronavirus surgida en el Reino Unido

Es el segundo estado del país en detectar la nueva variante, más contagiosa que la original, luego del reporte de Colorado. Preocupa que su extensión presione aún más al sistema de salud estadounidense, que atraviesa su momento más crítico desde el inicio de la pandemia

El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció este miércoles la detección del primer caso de la nueva y aparentemente más contagiosa variante del coronavirus surgida en Reino Unido.

El dato preocupa para el que estado más poblado de la nación, que es el segundo del país después de Colorado donde se detecta esta nueva variante del COVID-19.

Newsom anunció el hallazgo durante una conversación virtual con Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, aunque no se dieron más detalles sobre la persona infectada.

“No creo que los californianos deban pensar que esto es extraño, (sino que) era de esperar”, dijo Fauci.El gobernador Gavin Newsom observa la preparación de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 (Jae C. Hong/Pool via REUTERS)El gobernador Gavin Newsom observa la preparación de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 (Jae C. Hong/Pool via REUTERS)

Los casos de Colorado y California han abierto una serie de interrogantes sobre cómo esta mutación, detectada por primera vez en el Reino Unido, ha llegado a los Estados Unidos. Además, también plantea si es que ya es demasiado tarde para detenerla, mientras los principales expertos dicen que probablemente ya se esté extendiendo a otras partes de los Estados Unidos.

“Estamos al tanto de un caso confirmado y otro caso posible con la variante B.1.1.7 del virus”, la británica, dijo el miércoles la principal epidemióloga de Colorado, la doctora Rachel Herlihy, en una rueda de prensa.

Tanto el caso confirmado como el sospechoso se han registrado en soldados de la Guardia Nacional de Colorado que fueron enviados el pasado 23 de diciembre a una residencia para ancianos en la localidad de Simla, en ese estado, con el objetivo de reforzar a su personal.

El miércoles, las autoridades sanitarias de Estados Unidos expresaron su temor a que la llegada de la cepa británica del COVID-19 lleve al límite una presión hospitalaria que ya está disparada en el país, mientras reconocieron que la campaña de vacunación está siendo más lenta de lo esperado.La presencia de este primer caso de la nueva cepa británica fue confirmado por los laboratorios estatales de Colorado, que enviaron una notificación a los gubernamentales Centros de Control y Enfermedades (EFE/CJ Gunther/Archivo)
La presencia de este primer caso de la nueva cepa británica fue confirmado por los laboratorios estatales de Colorado, que enviaron una notificación a los gubernamentales Centros de Control y Enfermedades (EFE/CJ Gunther/Archivo)

La llegada de la cepa británica “era de esperar”, pero es preocupante, dijo el doctor Henry Walke, que es el gestor de incidentes relacionados de la covid-19 en los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, en inglés).

”Como esta variante se contagia más rápidamente, podría llevar a más casos y sobrecargar todavía más nuestros sistemas de cuidados de salud, que ya afrontan una carga enorme”, advirtió Walke en una conferencia de prensa telefónica.

Los hospitales de Estados Unidos ya se encuentran en una situación crítica y este martes registraron un nuevo récord de hospitalizaciones por covid-19, con 124.686 pacientes ingresados por la enfermedad, de acuerdo con la plataforma Covid Tracking Project.

El país norteamericano atraviesa una de sus peores rachas de la pandemia y este martes alcanzó un nuevo récord de muertes diarias por la covid-19, con 3.725 en un solo día, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.