El titular de la OMS criticó a la comunidad internacional por no “haber escuchado” a la organización cuando declaró al coronavirus como una emergencia

Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que las primeras recomendaciones fueron dadas a finales de enero y que aquellos países que las siguieron “están en una mejor posición que otros”. EEUU a la cabeza ha criticado la manera en que el organismo gestionó la respuesta a la pandemia

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, se defendió una vez más de las críticas por parte de Estados Unidos sobre la gestión de la pandemia por parte del organismo que lidera y aseguró que, en contraste, fueron múltiples países quienes no respondieron adecuadamente, considerando que “deberían haber escuchado” las recomendaciones efectuadas y no lo hicieron.

El mundo debería haber escuchado atentamente a la OMS porque la emergencia global se inició el 30 de enero”, con 82 casos y ninguna muerte fuera de China, dijo Ghebreyesus a la prensa en Ginebra este lunes. Los países que siguieron los consejos de la OMS, aseguró, “están en mejor posición que otros”.

“Habíamos aconsejado a todo el mundo que aplicara un enfoque integral de salud pública. Habíamos dicho que se buscaran los casos, se hicieran test, se aislaran y se buscaran los contactosCada país podría haber puesto en marcha todas estas posibles medidas. Creo que es suficiente para mostrar la importancia de escuchar los consejos de la OMS«, agregó.

Ghebreyesus remarcó en otro pasaje de la conferencia que, no obstante las recomendaciones, el rol de la organización es tal que “no tiene mandato para obligar a los países a implementar lo que les aconsejamos”. La declaración fue hecha en referencia al hecho que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, promueva levantar las medidas de confinamiento dictadas por los gobernadores estatales pese a que el país no ha alcanzado el pico de contagios.

La OMS ha sido duramente criticada por el gobierno de los Estados Unidos y especialmente por el presidente Donald Trump, quien acusa al organismo de no haber alertado a tiempo sobre el riesgo real de la pandemia y de, al mismo tiempo, tener un sesgo favorable a China.

De hecho, Trump anunció a mediados de abril que su gobierno suspendería el financiamiento al organismo mientras lleva a cabo “un estudio para examinar su rol en la mala gestión y el encubrimiento de la propagación del coronavirus”.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Foto: REUTERS/Jonathan Ernst
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Foto: REUTERS/Jonathan Ernst

“La OMS encubrió la difusión de información errónea de China sobre el virus”, añadió el presidente desde la Casa Blanca. Según él, el organismo aceptó “sin cuestionar” la palabra de China, “e incluso la halagaron por su transparencia”. “Dijeron que no había necesidad de imponer restricciones de viaje. Eso probablemente causó que la cantidad de casos se multiplicara por 20, y la cifra podría ser mayor”, agregó en ese entonces. Distintos países criticaron la decisión, especialmente debido al implementarla en medio de la pandemia.

En la misma línea -aunque excluyendo el sesgo favorable a China- se pronunció el gobernador del estado de Nueva York, epicentro de la pandemia en el país, Andrew Cuomo. En una conferencia de prensa el pasado viernes, Cuomo dijo que Trump tenía razón en plantear la pregunta con respecto a la ayuda brindada con respecto a la pandemia, asegurando que esta había sido “poca y llegado tarde”.

En tanto, la Casa Blanca indicó el domingo en un comunicado que Trump y su homólogo francés, Emmanuel Macron, coincidieron en la necesidad de reformar la OMS.

Durante la llamada, “hablaron de los avances positivos en la lucha contra la pandemia de coronavirus y el progreso hacia la reapertura de las economías mundiales. Los dos líderes expresaron su esperanza en que el P5 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad) se reúnan y analicen la respuesta de la ONU a la pandemia”, reza la nota.

Ambos “estuvieron de acuerdo en la necesidad de reformar la Organización Mundial de la Salud”, indicó el texto, que agregó que también hablaron de “asuntos regionales y bilaterales críticos”.