El Sistema de las Naciones Unidas, condenó enfáticamente abuso y violencia infantil

El Sistema de las Naciones Unidas (SNU), condenó enfáticamente este domingo los casos de violencia y abuso sexual contra niños y niñas en el país, y llamó a aumentar su protección en los diversos ámbitos.

Las Naciones Unidas expresó que el objetivo es analizar las causas y señalar la responsabilidad de los diversos actores del Estado y de la sociedad dirigidos en aras de la protección de la niñez, además, agregó que corresponde al Congreso Nacional tomar “todas las medidas legislativas” tendentes a proteger a la Infancia.

Igualmente, calificó de dramáticas las situaciones de vulnerabilidad y maltratos a las que son sometidos, como la explotación comercial y laboral. El órgano internacional recordó que en varias oportunidades se ha abordado públicamente la necesidad de prohibir legalmente el matrimonio infantil en el país, y aún no se ha aprobado esa ley.

El matrimonio infantil y las uniones tempranas son una de las principales fuentes de violencia contra las niñas, señala la organización.

En ese orden, SNU afirmó que el Poder Judicial debe velar por la aplicación efectiva del Interés Superior del Niño y asegurarse de que ambos progenitores, y particularmente el padre, cumplan con sus responsabilidades parentales, conforme con lo que señala la Ley 136-03, “Código para la protección de los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes”.

Recalca que aunque en varias oportunidades se ha abordado la necesidad de prohibir el matrimonio infantil todavía es un tema que no se ha resuelto.

Señaló que en la República Dominicana las “uniones tempranas de niñas y hombres adultos” son ampliamente aceptadas y apoyadas.

Esas uniones tempranas de niñas, la mayoría con hombres mucho mayores, las exponen al abuso sexual, limitan sus posibilidades de desarrollo al convertirlas en prematuramente en madres y las llevan, en muchos casos, al abandono, con lo cual reproducen el ciclo de la pobreza y de la violencia, tal como se ha visto en casos recientes.

Forma parte de los ODS-17

Las uniones tempranas de niñas, la mayoría con hombres mayores de treinta años, las exponen al abuso sexual, limitan sus posibilidades de estudiar una carrera al someterlas tempranamente a la maternidad y las obligan casi siempre a reproducir la pobreza extrema en la que han crecido. La violencia contra las niñas y losniños no es un asunto privado, por lo que siempre es necesario denunciarla.