El Santo Domingo Country Club aseguró que en la boda celebrada en sus instalaciones “se implementaron todos los protocolos y procedimientos contemplados por las autoridades”

El Santo Domingo Country Club aseguró este domingo que en la boda celebrada el pasado viernes en sus instalaciones se implementaron todos los protocolos y procedimientos contemplados por las autoridades, luego de que el Ministerio de Salud Pública cerrara el establecimiento tras difundirse en redes sociales imágenes que mostraban lo contrario.

La empresa señaló que el salón donde se realizó el evento llegó a una ocupación del 35% de su capacidad, que es de 1200 personas, lo cual estaría por debajo del 70% permitido por el decreto 698-20 del Poder Ejecutivo.

En un comunicado de prensa, afirmaron que el evento se clausuró a las 7:00 de la noche y que el expendio de bebida se cerró a las 6:00.

“Pedimos excusas si alguna regla impuesta por el Santo Domingo Country Club y por las autoridades del país haya sido incumplida durante el evento, al tiempo que la Junta Directiva evaluará dichas acciones para definir el curso de acción”, agregaron.

Sin embargo, el ministro de Salud Pública, Plutarco Arias, dijo en un tuit que el cierre se debía a que se violentaron los protocolos y las disposiciones contenidas en el referido decreto y apuntó que no tolerarán ningún tipo de acción que pueda afectar la salud de la población dominicana.

En videos que llegaron a la redacción de Diario Libre se aprecia una gran cantidad de vehículos saliendo del club pasadas las 9:00 de la noche, cuando el toque de queda había iniciado.

El ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez (Chu), dijo que las bodas no están prohibidas siempre y cuando no sobrepasen el 70% de su capacidad de ocupación, se mantenga el distanciamiento social y no halla más de 10 personas por mesa.