El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, afirmó que hay que fortalecer la vigilancia en la frontera para evitar la entrada de personas contagiadas de coronavirus

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, afirmó hoy que hay que fortalecer la vigilancia en la frontera que República Dominicana comparte con Haití para evitar la entrada de personas contagiadas de coronavirus.

Dice que hace la recomendación por la advertencia de la Organización Panamericana de la Salud de que los datos ofrecen las autoridades haitianas sobre el COVID-19 no se corresponden con los casos que se registran en ese país.

En su rueda de prensa de este miércoles, el funcionario dominicano expuso que en las condiciones sanitarias y sociales que posee Haití deben estarse produciendo más casos de los reportados, lo que explica la advertencia de la OPS.

“Existe un riesgo verdadero de un brote de gran magnitud seguido por una crisis humanitaria”, sostuvo ayer Carissa Etienne, directora de la OPS.

Sánchez Cárdenas llamó a la comunidad internacional a prestar asistencia a Haití para evitar una catástrofe en ese país

No obstante, sostuvo que Haití cuenta con una población muy joven que le favorece contra el COVID-19.

Hasta el lunes Haití había reportado 100 casos confirmados de la enfermedad y 11 fallecidos.

En marzo, el ministerio de Defensa de la República Dominicana informó el cierre por tiempo indefinido de la puerta de acceso hacia Haití por la provincia Dajabón, como medida preventiva por la pandemia por el coronavirus.