El ministro de Defensa, teniente general, Carlos Luciano Díaz Morfa calificó como chismes los conflictos por designación de jefes de seguridad

El ministro de Defensa, teniente general, Carlos Luciano Díaz Morfa calificó como chismes los conflictos que existen en varias instituciones públicas por el nombramiento de sus jefes de seguridad.

“Eso es un chisme. Todo eso es chisme”, respondió Díaz Morfa al ser cuestionado por periodistas este lunes a su salida de una misa de acción de gracias por su designación, oficiada en la iglesia del Ministerio de Defensa.

“No hay conflicto”, agregó el nuevo ministro, al rehusar referirse al problema generado por la negativa de algunos funcionarios a encargar de la seguridad de las dependencias que presiden a militares que han sido encargados por Díaz Morfa.

Una de las designaciones del Ministerio de Defensa rechazadas por instituciones del Estado fue la del coronel José Luis Abreu Peña, como encargado de seguridad de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (Edenorte), mediante un memorándum de fecha 21 de agosto, que el vicepresidente ejecutivo del Consejo Unificado de Edenorte, Edesur y Edeeste, Andrés Astacio, devolvió el mismo día con una comunicación dirigida al ministro de Defensa, mayor general Carlos Luciano Díaz Morfa, en la que le indicaba que la entidad ya tenía su propio encargado de seguridad.

Otra institución estatal donde se supo de un conflicto por la posición del encargado de seguridad es el Ministerio de Educación. Allí quien ocupa el puesto actualmente es el coronel Stalin Antonio Peralta Santos. Pero el pasado 18 de agosto se informó al ministro de Defensa, a través de una comunicación, que en su lugar había sido nombrado el civil Ricardo Modesto Pérez Vargas.

Oficiales retirados de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, cuestionados sobre esta situación consideran que las instituciones públicas están facultadas para nombrar a los directores de seguridad que consideren aun sean civiles.