El diálogo político continúa hoy con el tema pendiente de la elección de un procurador interino para la investigación y persecución de crímenes electorales

El diálogo político entre el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el Revolucionario Moderno (PRM) en el Consejo Económico y Social continúa hoy a las 9:00 de la mañana con el tema pendiente de la elección de un procurador interino para la investigación y persecución de crímenes electorales.

Ayer se buscaba afinar posiciones para que el diálogo pueda sortear ese tema, que generó discusiones entre representantes de ambos partidos.

Al concluir el segundo día de diálogo el pasado sábado, el PRM propuso a la procuradora de Corte y exfiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso como única candidata para una propuesta de consenso al Ministerio Público. Pero Yeni Berenice dijo anoche que no aceptará “por principios y motivos legales”.

El PLD insistió, antes de salir el nombre de la exfiscal, en que la recomendación al Ministerio Público se base en una terna de profesionales de carrera, para no imponer un único candidato.

Esa propuesta se basó en una sugerencia inicial de Participación Ciudadana, que luego también validó que en el diálogo se le presente a un candidato al Ministerio Público.

Comisión seguimiento 

Entre las propuestas consensuadas está la de sugerirle a la Junta Central Electoral una comisión de ocho personas para el seguimiento en los procesos electorales.

Para esa comisión se planteó a los presidentes del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Participación Ciudadana, Manifiesto Ciudadano, Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (Anje), Conferencia del Episcopado, el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue), Jóvenes Protestantes de la Plaza de la Bandera, Mesa del Diálogo y Representación Cristiana y Acción Empresarial por la Educación (Educa).

Ya la JCE aprobó la designación de veedores de partidos políticos en direcciones de Informática y de Elecciones.

Ya se logró también proponer a la JCE tomar medidas en 12 casos de juntas electorales con problemas de familiaridad y vínculos políticos en sus funcionarios que son: el Distrito Nacional, Villa Riva, Rancho Arriba, Villa La Mata, Monte Plata, Pedro Brand, Los Alcarrizos, Guayacanes, San Juan de la Maguana, Río San Juan, Barahona y El Factor.