El COE informó el cese de alerta amarilla para cuatro provincias, aunque unas 12 continuarán en alerta verde

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó la tarde de este jueves el cese de alerta amarilla para cuatro provincias, aunque unas 12 continuarán en alerta verde por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, o crecidas de afluentes, así como deslizamientos de tierra.

En alerta verde permanecen las provincias Puerto Plata, Sánchez Ramírez, La Vega, Hato Mayor, Santiago, María Trinidad Sánchez, Espaillat, Samaná, El Gran Santo Domingo, Monseñor Nouel. Monete Plata y Duarte, en especial el Bajo Yuna.

Los chubascos dispersos que ha predominado en los últimos días continuarán ocurriendo, según el más reciente informe de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

Las lluvias incidirán el noreste, sureste y la Cordillera Central durante el desarrollo del día, debido al arrastre de campos nubosos y el efecto indirecto de una débil vaguada.

Cuidado en altamar

Las autoridades alertan a los operadores de las frágiles y pequeñas embarcaciones en la costa Atlántica, navegar con precaución cerca del perímetro costero y no aventurarse mar adentro, por viento y oleaje anormal, desde Cabo del Morro hasta Cabo Francés viejo. Igual precaución se pide a las embarcaciones en la costa Caribeña, por viento y oleaje anormal desde Cabo Rojo hasta Cabo Beata (Pedernales).

Región norte es la más afectada

En Santiago, las lluvias anegaron dos viviendas en el barrio Los Santos. Hasta ahora, las precipitaciones de los últimos días han provocado que 79 personas sean trasladadas a zonas seguras luego de que 25 viviendas se vieran afectadas.

Mientras que la comunidad de Buena Vista en el Municipio de Pimentel, provincia Duarte, es una de las cuatro comunidades incomunicadas tras las fuertes lluvias. En tanto que en La Vega, la localidad Manabao sufrió un apagón momentáneo luego de que cayera un árbol sobre el tendido eléctrico en la comunidad El Manguito, según el último informe de daños emitido por el COE.

En Puerto Plata, debido a la crecida del río, el Ministerio de Medio Ambiente cerró el Monumento Natural Charcos de Damajagua.

Unos 199,852 usuarios se han visto afectados ante la ausencia de 15 acueductos fuera de servicio,  uno de ellos de forma parcial, debido a la salida de los sistemas de acueductos por alta turbiedad provocada por las fuertes lluvias. El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados les está suministrando agua potable con camiones cisternas.

Please follow and like us: