El arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, advirtió que intereses personales llevan el país a la deriva

El arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, advirtió este domingo que la división y la búsqueda de intereses personales está llevando a la República Dominicana a la deriva.

Al encabezar la misa en la Catedral con motivo del 207 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte, dijo que la ocasión es propicia para reflexionar y pensar en el bienestar común dejando a un lado los intereses particulares y partidarios.

Indicó que mientras los dominicanos estén divididos en parcelas y partidos pensando en lo particular, no se saldrá de actual situación.

Llamó a actuar como Duarte, que depuso sus intereses personales por el de la nación dominicana.

“Yo creo que hoy, este aniversario del natalicio dd Juan Pablo Duarte, es una ocasión para reflexionar y rectificar nuestro comportamiento ciudadano para que busquemos el bien de la nación”, dijo.

Sostuvo que es una oportunidad de pensar y actuar como Duarte que fue honesto en la administración.

En la misa a intención del natalicio de Duarte convocada por el Instituto Duartiano asistieron directivos de esa entidad y algunas personalidades políticos como Luis Scheker Ortiz, los hermanos Peregrín y Vinicio Castillo, además de Ramfis Domínguez Trujillo, Ito Bisonó, Luis de León y otros.

El presidente del Instituto Duartiano, Wilson Gómez Ramírez, al agradecer la eucaristía, aprovechó para reclamar del Ministerio de Educación a cumplir el mandato constitucional de que sea obligatoria en las escuelas la instrucción en la formación cívica, de los valores patrios y principios de convivencia pacífica.

Aseguró que los actos de corrupción, la violencia callejera, la generalizada, el arrojo de desperdicios en las calles, todo es por la ausencia de los valores.

“Corresponde a nuestras autoridades, principalmente al Ministerio de Educación, asumir este compromiso, ortogándole la importancia a esta tarea”, resaltó.

Al término de la eucaristía, hablaron Pelegrín Castillo, quien dijo que el país está en una crisis profunda que se expresa con la divisiones, afirmó que mientras eso ocurre, Haití prepara una insurrección armada que ningún actor político puede poner de lado.

Ramfis Dominguez Trujillo respaldó la homilía de monseñor Ozoria y dijo que el país necesita la unidad para lograr superar los males que afectan a la sociedad.

“Nosotros tenemos la necesidad de repatriar a todas esas personas que esté de manera ilegal y someter a todos al cumplimiento de la Ley 80-20 y la construcción de un muro porque tenemos mucho tiempo sufriendo por esa invasión pacífica”, expresó.

El diputado Ito Bisonó corroborró con el arzobispo en el sentido de que hay que dejar a un lado los intereses personales y asumir los ideales de Duarte.

“Cuando se habla de política se tiene que hablar de una política como la concibió Duarte, como una ciencia noble practicando lo mejor para todos”, manifestó.

Los actos con motivo del natalicio de Duarte incluyeron además de la misa, una ofrenda floral en el parque Duarte y una marcha desde la casa donde vivía Duarte hasta el Altar de la Patria.