Donald Trump dijo que accedió a evidencia que relaciona al origen del coronavirus con un laboratorio en Wuhan

En una conferencia de prensa el mandatario estadounidense agregó que no estaba autorizado a dar más detalles y aseguró que había “mucha gente, del campo científico y de inteligencia” investigando el surgimiento del COVID-19, causante de la pandemia que asola al mundo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este jueves haber leído reportes de inteligencia que apuntaban hacia el posible origen artificial del coronavirus en un laboratorio en Wuhan, China, aunque no agregó detalles.

Durante una conferencia de prensa en Washington D.C. el periodista John Roberts, de la cadena Fox News, consultó al mandatario sobre el comunicado publicado más temprano por la Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (DNI), cartera que nuclea a todas las agencias de inteligencia del país y que está dirigida por Richard Grenell.

En el texto la DNI destaca que la “comunidad de inteligencia” de Estados Unidos estaba de acuerdo con el consenso científico de que el COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente, aunque seguiría investigando reportes sobre sus orígenes.

“¿Quién fue que dijo eso? Tendrás que decirme quién específicamente”, preguntó Trump, para luego asegurar que no había leído el comunicado. “Lo estamos viendo en forma separada, de dónde provino [el virus] exactamente, de quién vino, cómo ocurrió esto. Separadamente y también científicamente. Vamos a encontrarlo”, manifestó.El comunicado de la Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos con respecto al origen del coronavirusEl comunicado de la Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos con respecto al origen del coronavirus

“Conocemos todas las teorías. El tipo de murciélago que pasó el virus está a 40 kilómetros de Wuhan por lo que no podría haber estado allí. Hay muchas teorías. Tenemos mucha gente investigando, tanto del campo científico como del de inteligencia. Vamos a tener una muy buena respuesta, eventualmente. Tal vez hasta China nos lo diga”, explicó.

Entonces el periodista preguntó si el presidente había visto algún informe que le diera “confianza al 100%” de que el Instituto de Virología de Wuhan fue el lugar donde se originó el nuevo virus, como se ha rumoreado en las últimas semanas.

“Sí, lo he visto. Lo he visto”, contestó el mandatario, aunque señaló que no estaba autorizado a dar más detalles sobre lo que había leído ni quién se lo había proporcionado, e inmediatamente comenzó a referirse a la Organización Mundial de la Salud (OMS), asegurando que “debería estar avergonzada”.

“Son como la oficina de relaciones públicas de China”, dijo Trump, en referencia a las críticas que su gobierno ha lanzado contra el organismo por presuntamente haber tardado en advertir sobre el avance de la pandemia de coronavirus al tiempo que celebraba la respuesta de Beijing.Una imagen de Wuhan, la ciudad donde se cree que se originó el virus (REUTERS/Aly Song)Una imagen de Wuhan, la ciudad donde se cree que se originó el virus (REUTERS/Aly Song)

Hasta el momento se han confirmado más de 3.200.000 de casos de coronavirus en todo el mundo, con 232.817 muertes.

China, donde se cree que se originó naturalmente el virus, en un principio vinculado a ciertas especies de murciélagos y a un mercado de animales salvajes en Wuhan, ha reportado 83.944 contagios con 4.637 muertes, aunque estas cifras están fuertemente cuestionadas.

Estados Unidos, en cambio, registra más de un millón de casos con 62.860 muertos, y es por lejos el país más golpeado por la pandemia.

“No deberían inventar excusas cuando la gente comete errores horribles, especialmente errores que están costando cientos de miles de muertes en todo el mundo”, expresó.