Caída histórica en el precio del barril de petróleo en Estados Unidos: cotiza a menos de un dólar

El crudo estadounidense WTI pierde más del 86% y registra su menor nivel histórico debido al desplome de la demanda mundial provocado por la pandemia de coronavirus. La brecha con el barril europeo ha alcanzado su nivel más alto en una década y Wall Street cotiza en rojo

La cotización del barril de crudo WTI, la referencia en Estados Unidos, cayó este lunes por debajo de un dólar, su menor nivel histórico por el desplome de la demanda durante la pandemia de coronavirus.

Agravando su descenso a los infiernos, hacia las 18:05 GMT, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo, que el lunes se negociaba por último día, perdía más del 98% y se situaba en 0,19 dólares la unidad en los contratos a mayo 2020 que expirarán el martes. En 2011, valía 114 dólares.

El desplome afectó a la Bolsa de Nueva York, que cotizaba en rojo: el Dow Jones cedía 1,04% y el Nasdaq ganaba el 0,14 tras perder en la apertura.

De su lado, el barril de Brent del Mar del Norte, referencia para el mercado europeo y global, cedía 6,5% hasta los 26,27 dólares el barril a las 13:30 GMT.

(Captura de pantalla: The Wall Street Journal)
(Captura de pantalla: The Wall Street Journal)

La impresionante diferencia entre los barriles de WTI y Brent, y también con los futuros de WTI, que se encuentran en 23 dólares para entrega en junio y 32 dólares en noviembre, se debe a la falta de espacio de almacenamiento que está sufriendo Estados Unidos para el petróleo sobrante ante el derrumbe de la demanda provocado por la pandemia de coronavirus.

En este contexto, se ha extendido el uso de barcos petroleros para el almacenamiento del crudo hasta que culmine la cuarentena, pero los costos han subido: un buque con capacidad para dos millones de barriles cuesta cerca de 100.000 dólares al día en un contrato de seis meses, cuando un año atrás costaba 29.000 dólares diarios, de acuerdo al Wall Street Journal.

Los mercados de petróleo se han desplomado en las últimas semanas a su nivel más bajo en casi 20 años, porque los bloqueos y las restricciones de los viajes en todo el mundo tienen un fuerte impacto en la demanda.

La crisis se agravó después de que Arabia Saudita, miembro de la OPEP, lanzara una guerra de precios con Rusia, que no es miembro de esta organización.

Los dos países pusieron punto final a la disputa a principios de este mes aceptando, junto con otros Estados, reducir la producción en casi 10 millones de barriles diarios para impulsar los mercados afectados por el virus.

Pero los precios siguieron cayendo. Los analistas estiman que los recortes no bastan para compensar la caída masiva de la demanda.

“Los precios del crudo siguieron bajo presión”, señala el banco ANZ en una nota.

“Aunque la OPEP ha aceptado una reducción sin precedentes de la producción, el mercado está inundado de petróleo”, añadió, refiriéndose a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y a los socios no miembros de la OPEP.

“Todavía se teme que las instalaciones de almacenamiento en Estados Unidos se estén quedando sin capacidad”, estima el banco.

ARCHIVO. Vista de un tanque de almacenamiento de crudo en el condado Loving en Texas, REUTERS/Angus Mordant
ARCHIVO. Vista de un tanque de almacenamiento de crudo en el condado Loving en Texas, REUTERS/Angus Mordant

Los analistas de Renta4 explican que este descenso del WTI se debe al temor que existe entre los inversores a la falta de capacidad de EE.UU. para almacenar el crudo, y ello, en un contexto de fuerte recorte de la demanda por el parón de la actividad, consecuencia del coronavirus.

Asimismo, añaden los analistas de Renta4, a esto se une el recorte de la oferta aprobado por la OPEP+ a principios de abril, de unos 9,7 millones de barriles diarios, que “el mercado considera insuficiente”.

El WTI, “desenganchado” del Brent

Michael McCarthy, experto en CMC Markets, afirma que la caída del WTI “evidencia un exceso” de las reservas de crudo en la terminal de Cushing (Oklahoma, sur de Estados Unidos).

El índice de referencia estadounidense está ahora “desenganchado” del Brent, referencia del petróleo europeo, y “la brecha entre los dos ha alcanzado su nivel más alto en una década”, subrayó.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos informó de que las reservas de petróleo subieron 19,25 millones de barriles la semana pasada.

El contrato de barril de WTI para entrega en mayo finaliza pronto, lo que significa que aquellos que lo tienen deben encontrar compradores físicos. Pero las reservas ya han aumentado enormemente en Estados Unidos en las últimas semanas, y por ello tendrán que rebajar sus precios.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos informó de que los inventarios de petróleo subieron 19,25 millones de barriles la semana pasada.

Sukrit Vijayakar, analista de Trifecta Consultants, subraya que las refinerías estadounidenses no logran transformar el petróleo crudo lo suficientemente rápido, lo que explica que haya menos compradores y reservas que aumentan.

“Creo que muy pronto vamos a probar los niveles más bajos desde 1998 en torno a los 11 dólares”, agregó de su lado Jeffrey Halley, analista de mercados para OANDA consultado por la AFP.

Bolsas europeas cierran en alza

Las principales bolsas europeas cerraron el lunes en verde, excepto Madrid, impulsadas por la puesta en marcha progresiva de varias economías del continente, y a pesar de la fuerte caída de los precios del petróleo.

El índice CAC 40 de París subió 0,65%, el FTSE de Londres, 0,45% y el Dax de Fráncfort, 0,47%.

En Milán, el FTSE MIB terminó la sesión ganando apenas un 0,05%.

En la plaza madrileña, el Ibex-35 perdió en cambio 0,64%.

El crudo estadounidense WTI pierde más del 86% y registra su menor nivel histórico debido al desplome de la demanda mundial provocado por la pandemia de coronavirus. La brecha con el barril europeo ha alcanzado su nivel más alto en una década y Wall Street cotiza en rojo

La cotización del barril de crudo WTI, la referencia en Estados Unidos, cayó este lunes por debajo de los 3 dólares, su menor nivel histórico por el desplome de la demanda durante la pandemia de coronavirus.

Agravando su descenso a los infiernos, hacia las 17H00 GMT, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo, que el lunes se negociaba por último día, perdía más del 50% y se situaba en 7,85 dólares la unidad. En 2011, valía 114 dólares.

(Captura de pantalla: The Wall Street Journal)
(Captura de pantalla: The Wall Street Journal)

En el caso del Texas con vencimiento en junio, la caída es mucho menor, hasta los 24,76 dólares.

El desplome afectó a la Bolsa de Nueva York, que cotizaba en rojo: el Dow Jones cedía 1,04% y el Nasdaq ganaba el 0,14 tras perder en la apertura.

De su lado, el barril de Brent del Mar del Norte, referencia para el mercado europeo, cedía 6,5% hasta los 26,27 dólares el barril a las 13H30 GMT.

Los mercados de petróleo se han desplomado en las últimas semanas a su nivel más bajo en casi 20 años, porque los bloqueos y las restricciones de los viajes en todo el mundo tienen un fuerte impacto en la demanda.

La crisis se agravó después de que Arabia Saudita, miembro de la OPEP, lanzara una guerra de precios con Rusia, que no es miembro de esta organización.

Los dos países pusieron punto final a la disputa a principios de este mes aceptando, junto con otros Estados, reducir la producción en casi 10 millones de barriles diarios para impulsar los mercados afectados por el virus.

Pero los precios siguieron cayendo. Los analistas estiman que los recortes no bastan para compensar la caída masiva de la demanda.

“Los precios del crudo siguieron bajo presión”, señala el banco ANZ en una nota.

“Aunque la OPEP ha aceptado una reducción sin precedentes de la producción, el mercado está inundado de petróleo”, añadió, refiriéndose a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y a los socios no miembros de la OPEP.

“Todavía se teme que las instalaciones de almacenamiento en Estados Unidos se estén quedando sin capacidad”, estima el banco.

ARCHIVO. Vista de un tanque de almacenamiento de crudo en el condado Loving en Texas, REUTERS/Angus Mordant
ARCHIVO. Vista de un tanque de almacenamiento de crudo en el condado Loving en Texas, REUTERS/Angus Mordant

Los analistas de Renta4 explican que este descenso del WTI se debe al temor que existe entre los inversores a la falta de capacidad de EE.UU. para almacenar el crudo, y ello, en un contexto de fuerte recorte de la demanda por el parón de la actividad, consecuencia del coronavirus.

Asimismo, añaden los analistas de Renta4, a esto se une el recorte de la oferta aprobado por la OPEP+ a principios de abril, de unos 9,7 millones de barriles diarios, que “el mercado considera insuficiente”.

El WTI, “desenganchado” del Brent

Michael McCarthy, experto en CMC Markets, afirma que la caída del WTI “evidencia un exceso” de las reservas de crudo en la terminal de Cushing (Oklahoma, sur de Estados Unidos).

El índice de referencia estadounidense está ahora “desenganchado” del Brent, referencia del petróleo europeo, y “la brecha entre los dos ha alcanzado su nivel más alto en una década”, subrayó.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos informó de que las reservas de petróleo subieron 19,25 millones de barriles la semana pasada.

El contrato de barril de WTI para entrega en mayo finaliza pronto, lo que significa que aquellos que lo tienen deben encontrar compradores físicos. Pero las reservas ya han aumentado enormemente en Estados Unidos en las últimas semanas, y por ello tendrán que rebajar sus precios.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos informó de que los inventarios de petróleo subieron 19,25 millones de barriles la semana pasada.

Sukrit Vijayakar, analista de Trifecta Consultants, subraya que las refinerías estadounidenses no logran transformar el petróleo crudo lo suficientemente rápido, lo que explica que haya menos compradores y reservas que aumentan.

“Creo que muy pronto vamos a probar los niveles más bajos desde 1998 en torno a los 11 dólares”, agregó de su lado Jeffrey Halley, analista de mercados para OANDA consultado por la AFP.

Bolsas europeas cierran en alza

Las principales bolsas europeas cerraron el lunes en verde, excepto Madrid, impulsadas por la puesta en marcha progresiva de varias economías del continente, y a pesar de la fuerte caída de los precios del petróleo.

El índice CAC 40 de París subió 0,65%, el FTSE de Londres, 0,45% y el Dax de Fráncfort, 0,47%.

En Milán, el FTSE MIB terminó la sesión ganando apenas un 0,05%.

En la plaza madrileña, el Ibex-35 perdió en cambio 0,64%.