Brasil registró 407 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, récord desde el inicio de la pandemia

El total asciende a 3.313 decesos, con 49.492 casos confirmados. El estado de San Pablo continúa siendo el más golpeado del país, con 1.345 fallecidos y 16.740 contagios

Brasil reportó 407 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, récord desde el inicio de la pandemia, y el total de decesos asciende a 3.313, de acuerdo a los datos publicados este jueves por el Ministerio de Salud.

Hay además 49.492 casos confirmados de COVID-19 en todo el país, luego de que se registraran otros 3.735 contagios en las últimas 24 horas.

Este último reporte de muertes es casi el doble que el récord registrado el 17 de abril, cuando fallecieron 217 personas por coronavirus. Desde entonces el número se había mantenido estable o habían descendido, hasta hoy.

En comparación, el miércoles se habían reportado 165 muertes y 2.678 nuevos contagios.

El fuerte crecimiento se explica en parte por el rápido avance de la pandemia en Brasil, un país en el que los estados han adoptado diferentes estrategias para controlar al virus, sólo en algunos casos la cuarentena obligatoria, y en donde el mismo presidente, Jair Bolsonaro, aboga activamente por abrir la economía y evitar fuertes restricciones.

Además, el acumulamiento de muertos en los reportes obedece a las prácticas del Ministerio de Salud de reducir el personal dedicado a la carga de datos en los fines de semana, de acuerdo al periódico O Globo.

Integrantes de la Armada de Brasil llegan para desinfectar la estación central de buses en medio del brote de coronavirus, en Brasilia, Abril 9, 2020. REUTERS/Ueslei Marcelino

Esto lleva a que en esos días se reporten menos muertos de los reales, y que en semana se pongan al día reportando más de los que tuvieron lugar en esas jornadas.

Tal y como se ha venido registrando desde el inicio de la pandemia, el estado de San Pablo, el más poblado del país, es también el más afectado con 1.345 muertes y 16.740 casos confirmados.

Sin embargo, las autoridades del estado informaron el miércoles que tienen previsto “reabrir su economía” a partir del 11 de mayo.

“A partir del 11 de mayo, de forma gradual, heterogénea y segura haremos la reapertura de la economía de Sao Paulo”, ha explicado el gobernador, Joao Doria, que ha señalado que se seguirán criterios científicos que la salud de la población sigue siendo la prioridad.

Asimismo, Doria ha indicado que el estado, uno de los principales motores económicos del país, no ha “parado” en las últimas semanas dado que no se ha producido un cierre total, por lo que cerca del 74 por ciento de la economía ha seguido funcionando durante la cuarentena.

Tal y como ha manifestado, las restricciones se levantarán paulatinamente desde el 11 de mayo, fecha hasta la cual se mantiene la cuarentena obligatoria establecida en el estado, según informaciones del portal de noticias local G1.