Aumentan a 13 los muertos en derrumbe de un edificio en el oeste de la India

Las autoridades indias elevaron este martes a trece el número de muertos y a ocho el de heridos en el derrumbe de un edificio de cuatro plantas en el estado oriental de Maharashtra, mientras continúan las labores de rescate.


Las dos últimas víctimas mortales, recuperadas de entre los escombros, son menores, una niña de dos años y otra de siete, indicó a Efe el portavoz de la administración del distrito, Manoj Shivaji Sanap.


El derrumbe se produjo a última hora de la tarde del lunes en el distrito de Raigad, y los equipos de rescate continúan con las labores para tratar de hallar supervivientes entre las quincena personas que se teme se encuentran aún entre los escombros, dijo Sanap.


El número de víctimas asciende ya a trece muertos y ocho heridos, de los cuales “cinco ya han sido dados de alta”, detalló.
Entre los que han sobrevivido al colapso, Sanap destacó el caso de un niño de cuatro años que pasó 19 horas bajo los escombros, por lo que los servicios de rescate no pierden la esperanza de encontrar más supervivientes.


El director general de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF), Satya Pradhan, también celebró en su cuenta de la red social Twitter el “niño milagro rescatado con vida”.
“Recemos todos por más milagros”, añadió Pradhan, mientras mostraba un vídeo en el que se veía cómo el menor era extraído de entre los escombros por varios miembros de los servicios de rescate y colocado sobre una camilla.


El primer ministro indio, Narendra Modi, en otro mensaje en Twitter, manifestó su “tristeza por el derrumbe del edificio” y aseguró que sus “pensamientos están con las familias de los que perdieron a sus seres queridos”, mientras reza “por la recuperación pronto de los heridos”.
Los incendios y derrumbes de edificios son frecuentes en la India, a menudo debido al precario estado de las infraestructuras y a la falta de mantenimiento, factores alimentados por la corrupción y las prácticas ilegales en el sector de la construcción.
Además, la actual época del monzón acentúa la posibilidad de derrumbes al afectar la lluvia a las estructuras de los inmuebles.